Compartir en redes sociales

Personal de Aguas del Huila y la Alcaldía Municipal lograron superar la emergencia y restablecer el servicio. Sin embargo, profesionales de la entidad descentralizada de la Gobernación del Huila continúan en la zona evaluando la situación y planificando las obras para evitar nuevos daños en la bocatoma del acueducto municipal.

Ante la emergencia presentada el pasado 9 de marzo por causa de un deslizamiento seguido de avenida torrencial, en la cuenca de la quebrada el Hígado, a la altura de la bocatoma del acueducto que surte al municipio de Tarqui, Aguas del Huila empresa operadora, informó que debió suspender el servicio de Agua Potable para el casco urbano del municipio, mientras se realizaban las labores respectivas.

Al sitio llegaron 5 operarios de Aguas del Huila y 4 operarios contratistas de obra de la administración municipal con retroexcavadora y volqueta, con el fin de hacer limpieza, retirar el material del talud y subsanar el taponamiento en uno de los vertederos rectangulares que se usan para la medición de caudal, de tal manera que, luego de varias horas de trabajo, el miércoles 10 de marzo en horas de la tarde, se pudo restablecer completamente el servicio de agua potable en todo el municipio de Tarqui.

Sin embargo, según como lo manifestó el Ingeniero Cristian Camilo Bravo Medina, Gerente de Aguas del Huila, aún queda pendiente un estudio detallado, que permita establecer qué tipo de obra debe realizarse con el fin de mitigar el riesgo a futuro de deslizamientos en el sector, y así evitar nuevos daños a la infraestructura.

Éste es un compromiso de la Gobernación Departamental, a través Aguas del Huila, con todos los tarqueños, en la búsqueda continúa de asegurar la mejor prestación del servicio.